Flickr y los indicios

Supongamos que miramos en Flickr por con el tag “Argentina”. Y luego, miramos los clusters de imágenes asociadas a la etiqueta “Argentina”. Y nos encontraremos con esto:

Free Image Hosting at allyoucanupload.com

Los tres clusters que abren la lista son:

  • buenosaires, recoleta, tango, laboca, street, southamerica, cemetery, travel, dance, sky
  • patagonia, glacier, lake, peritomoreno, bariloche, ushuaia, ice, glaciar, nature, mountains
  • iguazu, brazil, waterfall, falls, brasil, waterfalls
  • Justamente, son los tres destinos más visitados de la Argentina, y los más fotografiados. Es interesante, pero los clusters más populares sobre Argentina en Fickr reflejan… la preferencia de los turistas.

    Ma.gnolia: colaborar con enlaces sobre turismo

    Los sitios de social bookmarking, o comunidades colaborativas de recopilación de enlaces, como Del.Icio.Us, hace tiempo que son una de las herramientas más interesantes de Internet. Al permitirle a los usuarios clasificar enlaces en Internet mediante etiquetas o tags, están dando lugar a que la Web pueda ser filtrada y seleccionada de una manera más inteligente de la que lo hace un spider de un buscador.

    Al menos en mi caso, uso Del.icio.us y Furl desde hace tiempo para recopilar enlaces sobre viajes y turismo, tanto para luego retomarlos en este blog como por simples motivos de selección de información. Pero ambos sitios carecen de buenas estrategias de creación de grupos de personas que recopilen enlaces sobre este tema. Y allí entra a jugar Ma.gnolia, otro sitio de social bookmarking, que en los últimos meses ha venido llamando la atención gracias a incorporar toda una nueva serie de herramientas alrededor de este tema.

    Para aprovechar las capacidades de Ma.gnolia, he creado un grupo llamado “Viajes”, y que estará dedicado a recopilar enlaces sobre viajes y turismo. Desde ya, cualquiera de ustedes puede participar en él con sólo inscribirse en Ma.gnolia. Es gratuito, y además, si lo desean, pueden importar todos sus enlaces desde Del.Icio.Us y luego sumar los que consideren relevantes al grupo. Tras registrarse, tienen que ir a la parte de Groups y anotarse en el grupo Viajes, y listo. Luego, pueden utilizar los bookmarklets para agregar ítems directamente desde la barra personal del navegador que usen -por ahora, soportan Internet Explorer, Mozilla Firefox y Safari.

    En los próximos días veré como se puede integrar mejor el grupo Viajes a este blog, ya sea sumando los enlaces en la barra lateral, o dedicando una página específica. Ya he visto algunos plugins de WordPress que podrían servir.

    Citas: boxeo, simplicidad, cuerpo

    La aparente simplicidad de los gestos del boxeador no puede ser más engañosa: lejos de ser “naturales” y obvios, los golpes de base (jab, gancho, directo, uppercut) son difíciles de ejecutar correctamente y suponen una “reeducación física” completa, un verdadero remodelado de la coordinación gímnica e incluso una transformación psíquica. Una cosa es comprenderlos y visualizarlos con la mente y otra es realizarlos, todavía más, encadenarlos en el momento de la acción (…) Por ejemplo, lanzar un jab para mantener el jab para mantener al contrario a distancia o ajustarlo para atacar requiere, entre otras cosas, colocar simultáneamente los pies, las caderas, los hombros y los brazos; debe “lanzarse” el brazo izquierdo hacia el adversario (apuntando a la cara o al cuerpo) en el momento oportuno adelantándose un paso, con las rodillas ligeramente flexionadas, el mentón metido en el hueco del hombro; alinear la mano y el hombro adelantados, girar el puño en el sentido de las agujas del reloj un 45% en el momento del impacto -pero no hacia delante- apretando la muñeca y transferir el peso del cuerpo sobre la pierna adelantada y después sobre el apoyo trasero manteniendo siempre la mano derecha cerca de la mandíbula, de forma que se pueda bloquear o desviar la contra del adversario. El dominio teórico sirve de poco mientras que el gesto no haya quedado grabado en el esquema corporal; y sólo una vez asimilado el golpe con y por el ejercicio físico repetido hasta la náusea, queda completamente claro para el intelecto.

    Loic Waquant, “La calle y el ring”, en Entre las cuerdas. Cuadernos de un aprendiz de boxeador. Buenos Aires, Siglo XXI, 2006, páginas 74 y 75.

    Acerca de las estrategias en el campo turistico: hostels fuera del enclave

    ¿Qué pasa cuando un hotel o hostel se encuentra ubicado fuera del área más tradicionalmente turística de una ciudad? De ésta pregunta parte Manuel Frías, que está realizando un trabajo para el seminario de Comunicación y Viajes que dicto en la Carrera de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Buenos Aires. La idea es analizar los discursos de los dueños de hostels que se encuentran en los barrios porteños que no integran el centro, ni las zonas de Palermo o Recoleto, más “turistificadas”. Desde ya, los dueños de estos hostels no dicen “qué lástima, estamos fuera del enclave, estamos fuera”. Más bien, lo que hacen es justamente usar esa posición marginal como un capital a ser mostrado estratégicamente. O sea, decir: “nos encontramos en un barrio auténtico de la ciudad, y no en el centro turístico, donde todo es falso. Si quieren conocer la auténtica Buenos Aires, deberían venir aquí”.

    Desde ya, este tipo de discursos, que posicionan capitales de manera estratégica, se puede estudiar muy bien desde teorías como la Bourdieu. Desde ya que no alcanza con discursos acerca de la autenticidad; además hay que señalar las facilidades del transporte, dar cuenta de la “rica historia” del barrio, etc. Pero al mostrar como un capital lo que en principio puede ser visto como una desventaja -encontrarse fuera del enclave- se puede dar cuenta de lo bien que los agentes del campo turístico han aprendido a jugar el juego. Justamente pueden enunciar este tipo de discursos porque, en primera instancia, han aceptado las reglas del campo turístico y quieren jugar en sus términos. O sea que, lejos de desmentirlas, situar el valor de un hostel en el extrarradio del enclave turístico de Buenos Aires muestra como incluso para generar una “propuesta alternativa”, primero hay que saber situarlas y diferenciarlas de las estrategias dominantes. Como no podemos jugar el juego igual que ellos, en tanto carecemos del capital económico y social que ellos poseen, nos reposicionamos y proponemos leer el campo desde otro lugar. Desde ya, lo hacemos porque tenemos un interés de lograr una posición estratégica en el campo que nos favorezca. O sea, porque tenemos un interés económico; algo que, claro, no suena demasiado novedoso.

    Aún si, desde estas lecturas, damos cuenta de la “continuidad” de las propuestas alternativas en relación al campo turístico, no puede dejar de sorprender la variedad de discursos a la hora de posicionar de manera estratégica esos capitales. Y en esa variedad está la capacidad de los diferentes actores de “jugar mejor el juego”. Pero de eso hablaremos más adelante, cuando Manuel adelante su trabajo y el análisis de los discursos de los dueños de algunos hostels de Buenos Aires.

    Lineas aereas de bajo costo: la distancia entre Europa y el resto del mundo

    Arranquemos por los números: el 16,3% de todos los vuelos que se hacen en Europa son realizados por compañías aéreas de bajo costo. El país donde éstas tienen más presencia es Gran Bretaña, con el 32% de participación de mercado. Estas aerolíneas están presentes en 22 países europeos. Son unas 50 empresas en total, dos menos que un año atrás.

    Ahora bien: ¿por qué el modelo de líneas aéreas de bajo costo tiene tanto suceso en Europa, mientras enfrenta una larga serie de dificultades para implantarse en otras regiones del mundo? Aquí no puedo menos que hipotetizar. Por un lado, los europeos viajan realmente mucho, y tienen un promedio de días de vacaciones más alto que en otras regiones. Además, las distancias son relativamente cortas, y hay una buena cantidad de aeropuertos secundarios que han recibido a las líneas aéreas de bajo costo con gran interés. ¿Alcanzan esas dos cosas para explicar porqué les van bien allí mientras a empresas similares les cuesta mucho despegar en Asia, ?frica y América? Seguramente no alcanza, y hay varias razones más, que no pasan ni por los costos laborales -que en Europa lejos están de ser bajos- o por las exigencias de seguridad -que en esa parte del mundo son tan fuertes como en otros lados. Entonces, ¿qué otras razones se podrían tomar en cuenta para analizar el fenómeno de las líneas aéreas de bajo costo en esa zona del mundo? Desde ya, pueden dar su parecer en los comentarios.

    Los números del primer párrafo han sido citados de Travel Daily News.