Sobre viajeros y dispositivos moviles

Allá por marzo, en De mochilero, con notebook, nos concentrábamos en un tema puntual: qué hacer cuando viajábamos como mochileros pero a la vez queríamos mantener un blog. Tanto en la entrada como en los comentarios, la idea casi de consenso es que no quedaba otra que limitarse a usar los cibercafés o cabinas de Internet. El problema es que muchas de ellas son particularmente incómodas y poco confiables como para depender de ellas; la conectividad es pésima, la computadora se encuentra en un estado lamentable y los puertos USB brillan por su ausencia. Cada tanto encontramos alguna en buen estado, y todos los días, muentras nos encontremos en esa ciudad, volveremos una y otra vez.

Pero ahora Craig, de Travelvice, vuelve sobre el tema, con énfasis sobre un tema interesante: el peligro de robos cuando se viaja sobre todo en micros. Y eso no es sólo para las notebooks; alcanza a cualquier tipo de dispositivo que habitualmente asociamos con la movilidad en una gran ciudad, como reproductores MP3 y handhelds. La recomendación de Craig: no dejar ver que portamos ese tipo de elementos, sobre todo en países donde la compra de ese tipo de aparatos electrónicos es realmente casi un sueño para muchas personas. Hay puntos discutibles en algunas de las afirmaciones de Craig; por ejemplo, que un iPod es mucho más deseable como objeto de robo que una notebook, que suele ser asociada a trabajo antes que a diversión o a status. Francamente, no creo que se haga tal diferenciación a la hora de un robo, sobre todo cuando un objeto es visto como costoso, independientemente de su uso.

El viaje como mochilero, entonces, parte de un principio básico: la de un espacio donde prima la movilidad, pero donde las herramientas tecnológicas asociadas a la movilidad, como notebooks, reproductores MP3 y handhelds no tienen mayor cabida. Las razones son claras sobre todo cuando se viaja en lugares con una infraestructura tecnológica menos desarrollada; viajar con un iPod sin tener a mano una computadora donde cargarlo o sincronizarlo tiene poco sentido. Allí es mucho más útil y seguro cargar un reproductor MP3 económico, de los que funcionan con pilas, y para lo que basta tener varias de repuestos. Si van a mantener un blog mientras viajan, hay que depender de las cabinas de Internet -aunque al final las detestemos- o a lo sumo cargar algún dispositivo que no haga mucho bulto. Craig, de Travelvice, por ejemplo, usa una handheld Palm TX, que tiene conectividad Wifi, junto con un teclado inalámbrico, y usa ese equipamiento para escribir las entradas de su sitio. Supongo además debe tener algún programa para subir de manera sencilla los textos desde la Palm, tipo Vagablog -que desde hace algunos meses es gratuito y de código fuente abierto. No se trata de una alternativa tan económica como simplemente usar sitios públicos con conexión a Internet, pero sirve para escribir a cualquier hora.

Tampoco vale la pena cargar con algo caro y estar pendiente de él todo el día. Si se viaja, hay que disfrutarlo. Los celulares caros y notebooks estarás más seguros y resguardados en casa, y no sometidos a las contingencias de la movilidad por lugares no urbanos.

Excursus: es notable que aún hoy haya personas que no comprendan que para muchas personas una notebook es, ante todo una herramienta de trabajo. Está claro que puede ser vista como símbolo de status, sobre todo si se compra una Mac o una Vaio; pero muchas portátiles son ante todo poco vistosas y su utilidad es su conexión con el trabajo. Por ello, es razonable pensar en ellas a la hora de pensar en cómo mantener nuestro blog cuando estamos de viaje -sobre todo si ese blog es, claro, de viajes :). Lo aclaro porque nunca falta el que, en vez de razonar, prefiere apelar al prejuicio y decir que “dejen de hacerse los hippies si tienen notebook”. Algunos, incluso en la ruta, trabajan, y lo hacen porque les gusta.

5 pensamientos sobre “Sobre viajeros y dispositivos moviles”

  1. Yo voy a hacer mi primer viaje con notebook dentro de unas semanas, deséenme suerte, jejeje. Igual no voy a andar moviéndome de acá para allá, estaré solamente en dos o tres ciudades, y en hostel. Hasta ahora no conozco a nadie a quien le hayan roto el candado de su locker en un hostel para robarle, espero no ser el primero!

  2. Viaje con un Sony Ericsson T226, que era un celular de $600 alla por el 2005, a Bolivia y Perú. Sobrevivió todo el viaje y luego de cruzar la frontera hacia Argentina, volviendo por Jujuy en Micro, me “desapareció” el aparato.

  3. De todos modos eso no impidio que me lleve mi “nuevo” Motorola V300, mi laptop y mi mp3 a Europa el año pasado y que volviera con ellos.

    Ahora vuelvo a irme a Europa, con lo mismo que el año pasado.

    Espero tener la misma suerte.

  4. Andrés, me interesan experiencias de gente que haya viajado con laptop. ¿En Europa paraste en hostels? ¿Como hacías, antes de reservar un hostel preguntabas y te asegurabas que tuviera lockes lo suficientemente grandes (y seguros) como para guardar la máquina? ¿O no hacías reservas, y al llegar a un nuevo hostel verificabas ese tema antes de quedarte?

Los comentarios están cerrados.