La polemica sobre el tren de alta velocidad entre Buenos Aires – Rosario

El diario argentino Ámbito Financiero dedicó ayer una nota muy interesante a uno de los proyectos más ambiciosos del gobierno argentino: el tren de alta velocidad entre Buenos Aires y Rosario. Como publicación especializada en economía, se concentra en dos temas: su costo y la viabilidad financiera a futuro.

Todo el proyecto costará unos tres mil millones de dólares. Es una inversión enorme para un país como Argentina, en donde los trenes que actualmente corren no están precisamente en el mejor estado. Desde ya, muchos cuestionan la necesidad de hacer semejante gasto en una obra de este tipo.

Por el lado de la viabilidad, la nota es bastante directa: considera que el proyecto no podrá sostenerse con sus ingresos. Habría que lograr que una gran cantidad de personas se trasladen en un tipo de transporte cuyas tarifas competirán más bien con los aviones antes que con los micros. Hay que tener en cuenta que pocos países en el mundo tienen trenes de alta velocidad, y que su viabilidad está atada a que puedan tener una importante cantidad de frecuencias diarias. ¿Habrá tanto movimiento entre Buenos Aires y Rosario como para justificar este gasto? La nota cita un estudio realizado por la empresa TBA, que en la actualidad se encarga del ramal Buenos Aires – Rosario, para instalar un tren que alcanzara una velocidad de 120 km por hora, con tres frecuencias diarios. Si se lograba captar la mitad de los pasajeros de micro, el trayecto seguiría siendo deficitario. A pesar de eso, se anunció hace pocos días que un servicio de ese tipo, con una frecuencia diaria, comenzará a correr entre Buenos Aires y Rosario en octubre. Seguramente habrá subsidios para sostenerlo.

Por lo general, los grandes proyectos en Argentina, que involucran mucho dinero, en Argentina son mirados con bastante sospecha; se los considera ante todo como una gran oportunidad para que los políticos obtengan buenos “retornos”. Pero en este caso habría que focalizarse en dos puntos que la nota de Ámbito señala bien: si vale la pena gastar tanto dinero, y si hay un verdadero estudio sobre la factibilidad económica del recorrido del tren de alta velocidad. Sería fantástico contar con un servicio de ese tipo en Argentina, pero no es razonable que demande subsidios que se necesitan, por ejemplo, en otros ámbitos de la red de transporte urbano y suburbano.

Por desgracia, la nota no está disponible en Internet, porque Ámbito cobra por el acceso a sus contenidos.

Puedes dejar tu comentario con sólo usar tu usuario en Facebook, Google+ o Disqus (tienes que estar autenticado a esos servicios para ver la opción de comentar). Si usas el formulario de Wordpress, te llegará un correo electrónico a la dirección que indicaste para certificar tu identidad y evitar el spam.

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...