Monte Hermoso, sobre playas y blogtrips

La rambla

El lema de Monte Hermoso es “De sol a sol“. Debido a su ubicación particular, al sur de la provincia de Buenos Aires, en lugar del este como la mayoría de las playas de la región, el sol sale y se pone en el mar. Por ello, hay más horas de luz y tiempo para pasar en la arena antes de partir hacia la cena. De paso, podemos tener el atardecer sobre el mar. A eso hay que sumarle 32 kilómetros de playa y agua cálidas, de 25 grados promedio,.

Monte Hermoso en el mapa

Pero el sol sale y se pone en el mar durante el verano. Ahora, en el borde final del otoño, eso no sucede. Y como destino, Monte Hermoso busca mostrar otras propuestas durante esta época del año. “Desestacionalizar”, como se dice en la jerga del marketing turístico. Atraer más personas en otros momentos del año -y no sólo en los fines de semana largos. Para ello, hace algunas semanas viajamos con algunos de los participantes de Red ViajAR hacia Monte Hermoso, por invitación de la Secretaría de Turismo de la Municipalidad de Monte Hermoso y de Cabañas El Secreto. Como acción, es un excelente ejemplo para otros destinos: se puede organizar un blogtrip a partir de la colaboración entre el sector público y privado directamente desde los minicipios.

Como parte del recorrido de dos días por Monte Hermoso, pasamos por una serie de lugares que vamos a listar esta entrada, para que tengan una idea de lo que pueden sumar a sus actividades en Monte Hermoso además de la playa.

Faro Recalada

Si quieren tener una vista completa de la zona, la mejor vista la van a tener desde el Faro Recalada, ubicado a mitad de camino entre el centro de la ciudad y el barrio de Sauce Grande. Inaugurado en 1906, es el faro de estructura abierta más alto de América del Sur. Desde allí, pueden tener vistas de Monte Hermoso. Se puede visitar junto con los encargados del faro. Prepárense para subir sus 67 metros por una escalera en espiral, con casi 300 escalones. Vale la pena el esfuerzo.

Vista de Monte Hermoso desde el Faro Recalada

Otro punto muy interesante es la desembocadura del Río Sauce Grande, a pocos kilómetros de la ciudad. La zona es muy conocida por los pescadores, y cuenta con una fauna muy importante, en la que se destacan las garzas. Se puede llegar hasta la desembocadura con un recorrido por la playa en 4×4. A pocos kilómetros de allí se encuentra la Laguna de Sauce Grande, un espacio muy visitado por quienes quieren realizar deportes náuticos, cabalgatas y actividades de pesca. En la zona además es bastante común que concurran las familias para realizar asados y picnics.

Los pies

Otro punto muy interesante es la Reserva Natural Pehuencó – Monte Hermoso, que cuenta con varias secciones. La que describimos aquí se encuentra a 6 kilómetros de Monte Hermoso, y es una zona con rocas fosilizadas, donde quedaron grabadas gran cantidad de pisadas de personas que vivieron hace unos 7 mil años en la región. Esto se debe a que en esa zona antes se encontraba una laguna, que estaba separada del mar por médanos. El avance del mar hizo desaparecer la laguna, pero quedó el testimonio de las pisadas. Lo que puedan ver aquí dependerá mucho de la marea y del comportamiento del mar, ya que ciertas zonas pueden quedar cubiertas por la arena. Durante la temporada alta hay presencia permanente de guardaparques y pueden contar con servicio de guía, que en el verano que pasó tenía un valor de 11 pesos por persona. Como la zona está protegida, hay mucha más presencia de caracoles y fósiles. Recuerden, de todos modos, que no pueden llevarse nada del lugar.

La ciudad cuenta con tres museos: el Naval, que se encuentra junto al Faro Recalada; el de Ciencias Naturales; y el Museo Histórico Municipal. El que visitamos con más detalle fue el último, donde podrán conocer la historia de la ciudad y de sus fundadores, desde el Hotel de madera que se construyó originalmente como primer emplazamiento turístico en Monte Hermoso. El hotel ya no existe más, y fue desarmado hace varias décadas. Muchos de sus objetos se encuentran hoy en el Museo Municipal, que además alberga mucho otros elementos que fueron utilizados en Monte Hermoso en décadas pasadas, como la central telefónica originalmente usada en los primeros años de la localidad.

La noche de los museos

También pasamos por la cancha de golf de Monte Hermoso. Sorprende lo complicado de su recorrido, con gran cantidad de desniveles. La cancha cuenta con 9 hoyos, y se encuentra en las afueras de la ciudad.

Casa de la Familia Dufaur

Terminamos por un lugar por donde pasamos en la primera mañana, pero que dejo para el final porque los turistas no pueden acceder usualmente aquí: se trata de la casa de la familia Dufaur, fundadores de Monte Hermoso. La construcción es de principios del siglo XX, y se mantiene muy bien conservada. Está ubicada a unos kilómetros del centro de la ciudad, junto a un bosque, que es el que pueden ver en la foto que se encuentra debajo. En el lugar disfrutamos de un asado en un entorno espectacular, ya que la casa se encuentra elevada con respecto al entorno y tiene una vista muy completa a los alrededores.

El bosque

Como parte de la actividad para desestacionalizar la actividad turística, y que no se concentre sólo en el verano, la ciudad organiza una serie de actividades a lo largo del año. Por ejemplo, la Fiesta de la Cerveza, en diciembre, y para comenzar con la temporada; tres maratones a lo largo del año, con circuitos de entre 10 a 14 kilómetros; competencias de enduro; y varias fiestas, como la de Colectividades y de la Hispanidad. Pueden encontrar un listado completo de festividades en la página oficial de Monte Hermoso.

Para llegar a Monte Hermoso en transporte público, hay dos vías. Una, viajar por avión hasta Bahía Blanca -hay vuelos diarios por Aerolíneas Argentinas y LAN Argentina- y luego tomar una combi que algo menos de una hora los deja en Monte Hermoso. La otra es hacer el recorrido en micro desde la Terminal de Buenos Aires. El viaje toma alrededor de ocho horas y media, pero hay servicios con horarios bastante convenientes si quieren pasar un fin de semana, y que salen los viernes a última hora de Buenos Aires, y vuelven en la noche del domingo.

El viaje fue realizado junto a otros integrantes de Red Viajar: Walter de Boever, Nicolás Pasiecznik y Lucila Runnacles. La coordinación corrió por parte de Wenceslao Bottaro.

Abu Dhabi: diversificación, turismo y museos

Louvre Abu Dhabi

Desde hace algunos años, en Abu Dhabi se están construyendo dos de las iniciativas más ambiciosas en el terreno de los museos. Se trata de abrir sucursales del Louvre de París y el Guggenheim de New York. El proyecto es financiado por el Tourism Development and Investment, que es propiedad del Estado de Abu Dhabi. La construcción de ambos museos comenzó ya hace algunos años, como parte de un proyecto mucho más amplio, que tiene una inversión de 27 mil millones de dólares. El objetivo es diversificar la economía de Abu Dhabi, algo que el país necesitará llevar a cabo en tanto las reservas petroleras se agotarán en las próximas décadas. Y uno de los segmentos al que apunta este proyecto es el turismo, desde ya. Dubai, por ejemplo, hace tiempo viene desarrollando una política similar, con un fuerte énfasis en impulsar la llegada de turistas y viajeros de negocios. Para ello, ha modernizado de manera notable la infraestructura aérea y desarrollado muchos proyectos edilicios destinados a empresas.

El problema de Abu Dhabi es que desde la crisis de 2008 el valor inmobiliario de muchos proyectos no ha cesado de caer. Y por ello, han debido recortar presupuesto destinado a la construcción de los emprendimientos más importantes, en particular los museos. En los dos últimos años, ya se han realizado una serie de despidos y recortes de los gastos de desarrollo. La primera exposición en el Louvre Abu Dhabi se abrió a fines de abril, así que en el mediano plazo tendremos más novedades sobre la viabilidad del museo.

Para quienes vayan por estos tiempos al Louvre de París van a encontrar, justo en el hall de entrada, un gran cartel que habla de la apertura de la sucursal en Abu Dhabi. Por desgracia no le tomé foto, pero no les va a costar verlo si al Louvre parisino.

Más sobre el tema en Skift.

París: sobre costos, transporte y alojamiento

La pirámide

A la pregunta “¿cuánto gastaré por día en la ciudad XXX?” mi respuesta es bastante sencilla: lo que tengas en los bolsillos y la tarjeta de crédito. Es imposible prever gastos diarios cuando no se conoce los gustos e intereses de los demás. Así que esta entrada les cuenta algunos costos puntuales de París como para que lo tengan en cuenta a la hora de pensar en el presupuesto. Lee el resto de la entrada

Roma: un impuesto para turistas

Roma - Colosseo

A partir del 1 de enero, los visitantes y no residentes de Roma tendrán que pagar una “tasa para turistas” cuando se alojen en hoteles o visiten museos. La medida, que seguramente va a molestar bastante a los turistas que lleguen por allí, es bastante simple. Si se alojan en hoteles de 4 ó 5 estrellas, pagarán un extra de 3 euros por día; si quedan en uno de menos de 3 estrellas, 2 euros. Y si visitan un museo de la ciudad, 1 euro extra que se agrega al valor de la entrada. La medida no se aplica sólo a los turistas extranjeros, ya que también alcanza a los viajeros italianos y a cualquier no residente de la ciudad.

De acuerdo a lo que publica CNN (en inglés), la ciudad espera recaudar 80 millones de euros al año con estas tasas, gracias a que hasta Roma llegan 30 millones de turistas al año. La nota de CNN toma declaraciones de un hotelero, preocupado sobre todo por las consecuencias de esta medida en la temporada baja. Pueden leer más sobre el tema en The Guardian (en inglés).

No se trata, claro, de la única ciudad que impone tasas a los turistas, aunque otras lo presentan como un “tax room” que debe ser pagado sólo por aquellos que se quedan en hoteles -y no incluye cargos extra para los que visiten museos, por ejemplo. En este blog pueden leer al respecto el tema de la experiencia de New York.

El tema de la “tasa para turistas” en Roma lo encontré originalmente en el blog Jaunted. La imagen del Coliseo fue publicada por Sabrina Campagna en Flickr bajo licencia Creative Commons Attribution.