El final de los vuelos baratos

El final de los vuelos baratos

Al menos en Europa. Y no en el corto plazo debido a los problemas post pandemia. Más bien, a mediano y largo plazo. Ya habrán visto publicaciones en estas últimas semanas donde hay muchas referencias a lo caro que están los pasajes de avión. En Estados Unidos están más de 20% por encima de los valores pre pandemia. En Europa, hasta un 50% más. En este último caso, algunas de las regulaciones de la Unión Europea van a tener un impacto importante en el futuro cercano.

Los vuelos que comiencen y terminen en Europa, las aerolíneas estarán obligadas a tener derechos de emisión que cubran todas sus emisiones de carbono. Y eso va a ser pronto: 2026. En la actualidad deben cubrir la mitad. Debido a la demanda, el costo de los derechos de emisión está subiendo, y se estima que en poco tiempo más va a cuadriplicar los valores de 2019. En la actualidad el precio de los derechos de emisión es de 100 euros por unidad, frente a los 25 a 28 euros de 2019.

Avion

Las medidas de la Unión Europea buscan reducir el impacto de las aerolíneas en la emisión de carbono a la atmósfera. Si bien la industria aérea está lejos de otras actividades, caso la agropecuaria, todas las estimaciones futuras hablan de un sostenido aumento de las emisiones de las aerolíneas para los próximos años.

Los costos de transformar a la industria aérea en un sector que emita cero carbono a la atmósfera no va a ser económico: para los próximos 30 años el monto gastado llegará a los 820 mil millones de dólares.

En estos momentos los precios de los tickets están bastante caros debido a que las aerolíneas no pueden satisfacer la creciente demanda. Y les quedan varios meses por delante hasta llegar a su oferta habitual de 2019. Por lo tanto, es de esperar que este año los precios sigan altos. Pero a medida que se acerque 2026, al menos en Europa los costos de transformar al sector a la emisión cero va a impactar en el valor de los tickets. Algo que va a impactar más mientras se dé la reconversión necesaria a aviones que consuman menos combustible y produzcan menos gases de efecto invernadero.

Más en Bloomberg.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba