Noticias, fans y viajes

Nota muy interesante en The Verge sobre la “fandomización” de la noticia. A partir de un caso puntual -el anuncio de la muerte de una influenciadora que reportaron muchos medios y que resultó ser el producto de una cuenta hackeada- el artículo analiza como muchos usuarios han pasado a informarse a partir de las publicaciones de personalidades e influenciadores antes que de periodistas.

Tal vez suene nuevo para el mercado de noticias en general, pero al menos en el segmentos de viajes esto ya pasa hace mucho. Desde el surgimiento de los blogs hasta la consolidación de la figura del influencer, la mayor parte de la información sobre turismo se desplazó cada vez más lejos de la esfera del periodismo. Éste quedó cada vez más concentrado en ciertos nichos específicos, como la información para agentes de viajes y segmentos comerciales.

Para el público en general la información comenzó a pasar por las plataformas digitales que no estaban asociadas con el periodismo, como los blogs y las redes sociales. Algo que fue bastante traumático al comienzo, pero que hoy la industria tiene bastante incorporado. A tal punto que los influenciadores en algunos casos hasta se integran a las cadenas comerciales de las grandes agencias para promover y vender paquetes -algo que les causa cero gracia a los agentes de viajes y que además implica toda una serie de problemas legales.

Parte de este proceso implicó decantarse por un tipo de información y contenidos que priorizaba el involucramiento emocional -el amor por el viaje- con la información, frente al acercamiento tradicionalmente más frío de la prensa. Hoy ese foco en lo emocional se puede rastrear por los medios sin demasiados problemas, así que ya no es un diferencial de bloggers e influenciadores. Pero no era así allá por el comienzo de siglo.

Hoy ya no quedan demasiados medios dedicados al tema de viajes. No al menos en formatos tradicionales -papel, radio, tv. La migración hacia lo digital -redes sociales, sitios Web, blogs, etc- se completó hace rato. Los modelos más exitosos de producción de contenidos están en manos de fans del viaje. Hay, claro, un lado malo de esta cuestión, y es que toda la información que no implique promover un turismo sin límites no tiene muchas posibilidades de sobresalir. Todo esto en momentos donde el cambio climático es cada vez más tema de agenda y donde muy probablemente el segmento de viaje va a tener que limitar su crecimiento a mediano plazo.

La fandomización de las noticias tal vez sea una novedad en política o economía, pero al menos en el mercado de viajes el proceso arrancó al menos hace 20 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba
Mastodon