Machu Picchu, retorno a la normalidad

Machu Picchu, retorno a la normalidad

El paro que estaban llevando adelante grupos locales en Aguas Calientes se levantó luego de un acuerdo entre el gobierno peruano y las autoridades de Cusco. El conflicto se había dado a partir del tema de la venta de entradas de acceso a la ciudadela inca, que pasaba de estar gestionado desde Cusco por la Dirección de Cultura a manejarse desde Lima, a partir de un contrato con la empresa privada Joinnus. Esto implicaba que todo pasaba a estar manejado online, y que ya no se venderían entradas presenciales en Aguas Calientes. Ese punto aparecía como uno de los puntos más conflictivos.

El levantamiento del paro en Aguas Calientes se debió a un acuerdo en varios de los puntos reclamados. La empresa privada, Joinnus, dejará de operar el sistema apenas el Estado tenga lista su plataforma de venta. Aunque no se precisaron fechas para este traspaso. Pero la venta seguirá siendo manejada desde Lima. Pero los locales obtuvieron una concesión clave: se venderán de manera presencial hasta 1000 boletos por día en Aguas Calientes. Para los que llevaban adelante el paro era una exigencia innegociable, ya que esta posibilidad alienta a que los turistas lleguen hasta allí recién para comprar su entrada. Con la adquisición online y su ingreso asegurado simplemente bajan del tren y se van para Machu Picchu, sin permanecer demasiado tiempo en Aguas Calientes. Y en el caso de que las entradas se encuentren agotadas, los turistas muy probablemente permanezcan en el lugar y demanden hotelería y gastronomía.

Tren a Aguas Calientes / Machu Picchu Pueblo
Tren a Aguas Calientes

Desde el gobierno nacional se insistió que la venta de entradas no volverá a ser manejada desde la Dirección del Cultura de Cusco, ya que allí se detectaron una serie de irregularidades, e incluso faltante de fondos relacionados con la venta de entradas.

Al menos por ahora la situación se ha normalizado, y las llegadas de turistas a Machu Picchu está garantizada. Hay algunos puntos que podrían ser conflictivos a futuro -una demora en la implementación de la nueva plataforma de venta, por ejemplo- pero al menos en el corto plazo los problemas aparecen como encauzados.

Un comentario en «Machu Picchu, retorno a la normalidad»

  1. Es comprensible que el gobierno nacional haya tomado medidas firmes para corregir las irregularidades en la gestión anterior. Aunque la implementación de la nueva plataforma puede presentar desafíos, la garantía de que las llegadas de turistas a Machu Picchu estén aseguradas en el corto plazo es tranquilizadora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba
Mastodon