Búsquedas e inspiración: sobre el futuro de la información sobre viajes

Búsquedas e inspiración: sobre el futuro de la información sobre viajes

Pasa cada tanto: nos encontramos de nuevo en un punto importante de transformación de las maneras en las cuáles buscamos información sobre viajes, o encontramos inspiración para definir nuestros próximos destinos. Dejo para la próxima entrada el tema del cambio climático, que va a ser crucial en los próximos años. Me quedaré con temas intra Internet, digamos.

Buscar

Ufa, otra vez la Inteligencia Artificial. Pero no queda otra. Muy rápidamente las búsquedas están pasando de la lista de enlaces a terceros a recibir textos formateados que incluyen todas las respuestas. O que pueden ser corregidos y aumentados con preguntas y lógica conversacional. Ya saben: ChatGPT, Google Bard, etc.

Las búsquedas vía IA para el caso de los viajes pueden ser muy útiles sobre todo en casos muy generales, del tipo “¿Cuáles son las mejores playas del Caribe para visitar en mayo” o cuestiones por el estilo. A partir de allí podemos ir refinando las preguntas hasta obtener datos más precisos. ¿De dónde salen esos datos? En su mayoría de sitios que antes hubieran recibido visitas vía la referencia del buscador. Pero ya hablé sobre eso en la entrada anterior. Sigamos.

¿Entrar a un foro a dejar consultas que vaya a saber si alguien contesta? La lógica conversacional de la IA también plantea desafíos para esos espacios, antes en teoría centrales para la inspiración de otros usuarios. No por nada ahora todos quieren cerrar sus sitios para lograr que les paguen por entrenar sus algoritmos con sus contenidos. Las movidas de Twitter y Reddit son muy evidentes al respecto, más allá del desastre que esto está causando en su relación con los usuarios.

Inspirar

Con mayor o menor éxito, las empresas de redes sociales siempre buscaron dejar en claro que las publicaciones de sus usuarios podían generar la inspiración a otros y llevarlos a planificar sus propias actividades. Esto es muy evidente en el caso de los viajes; ver donde viajaban tus amigos y contactos y qué hacían allí era, en teoría, toda una fuente de inspiración.

Pero las redes sociales están cambiando rápidamente. Los espacios públicos cada vez están más vacíos. La comunicación entre grupos y personas migra hacia espacios más acotados, en donde las posibilidades de ser atacados por trolls son mucho menores y en donde los datos privados son expuestos a grupos menores de personas -aunque a las plataformas igual les sirve todo.

Hoy vemos a las redes sociales buscar monetizar agresivamente el acceso a sus redes. Una de las formas de hacerlo es crear servicios pagos por suscripción. Éstos suman más funcionalidades pero, sobre todo, garantizan mayor visibilidad a las publicaciones de los usuarios premium. En ese camino están Instagram y Twitter. A las empresas les sirve para generar más ingresos, pero el establecimiento de usuarios de primera y de segunda es un desastre a futuro.

La “inspiración” del modelo tradicional de las redes sociales venía de otros amigos y contactos. De “iguales”, o casi. Pero en un entorno con usuarios de primera y segunda es complicado pensar como va a funcionar esto. Sobre todo porque la “inspiración” ya no tendrá mucho foco en construir capital social; más bien sólo querrá generar ventas. Y hay una diferencia importante entre instalar un destino a largo plazo y en lograr ventas para cerrar un ejercicio.

Cierre parcial

La crisis de plataformas como Twitter y Reddit; los constantes cambios de Instagram; la huida de Facebook por parte de los sub-30; la instalación de un modelo orientado al entretenemiento y menos a la interacción social en Tiktok; hay muchos elementos que muestran que el panorama de las redes sociales presenta ya cambios que presagian un nuevo escenario. Si le sumamos el crecimiento de los servicios construidos para la Inteligencia Artificial y la decadencia del modelo tradicional de búsquedas, estamos frente a un escenario que en los próximos meses no dejará de producir novedades.

El mercado de viajes, mientras, no para de crecer. Pero las consecuencias del cambio climático ya están mostrando cambios importantes en el comportamiento de los usuarios. Pero eso para la próxima entrada.

La foto que abre la entrada es de Jonas Leupe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba
Mastodon